El sistema que gestiona las pistas, permite subdivir las pistas en otras pistas, del mismo u otro tipo, y gestionar la ocupación de forma coordinada, de forma que si se reserva parte del campo, solo pueda reservarse la otra parte y no el campo completo, de la misma forma pasaría al reservar el campo completo.


Al dividirse en campos de diferentes tipos, las tarifas y restricciones de uso se definen para cada parte sin problema.